Cerrar
  • Para hospedajes de más de 90 días, llame al 866-539-3446.
  • Solamente puede reservar con 550 días de anticipación.
  • Vuelva a revisar las fechas.

Cargando...

Foto 1 de 6

Taipei MRT

Foto 2 de 6

Distrito comercial Shin Yi

Foto 3 de 6

Mercado nocturno

Foto 4 de 6

Oficina Presidential

Foto 5 de 6

Templo

Foto 6 de 6

Monumento Conmemorativo a Chiang Kai Shek

Taiwán se encuentra sobre la costa sudeste de Asia continental, cruzando los Estrechos de Taiwán desde China continental. Es una isla en el borde oeste del Océano Pacífico. Hacia el norte se encuentran Japón y Okinawa y hacia el sur las Filipinas. Son muchas las aerolíneas que vuelan hacia Taiwán, lo que ayuda a convertirla en un destino ideal de viajes.
 
Ubicada en el extremo norte de la isla de Taiwán, Taipei es la ciudad capital de este centro económico principal. La ciudad es un centro comercial con muchas atracciones que incluyen una vibrante vida nocturna.

Todo Taipei se encuentra a sus pies en cuanto salga del Sheraton Grand Taipei Hotel. La principal línea MRT este-oeste pasa justo frente a nuestro hotel. A pocos pasos se encuentran todas las principales oficinas del gobierno y algunas de las principales atracciones turísticas de la ciudad. Las principales tiendas de departamentos, bancos y centros comerciales también se encuentran cerca.

El edificio más alto del mundo, el Taipei 101, está a 10 minutos en MRT desde el hotel. La estructura de 508 metros de altura tiene 101 pisos y está ubicada en el centro del área Xin-Yi de Taipei, junto al World Trade Center. La terraza de observación ofrece una vista maravillosa de la ciudad.

Todavía más cerca del hotel, a solo cinco minutos en MRT, está el distrito comercial Ximending, uno de los distritos más antiguos de la ciudad y un centro cultural con boutiques de moda, restaurantes y cafés.
 
Ubicado en el área suburbana norte de Taipei, se encuentra el Museo del Palacio Nacional, que colecciona, preserva y promueve la esencia de las artes y las artesanías chinas. Acumuladas durante más de 1.000 años por los emperadores chinos y sus familias reales, sus colecciones incluyen cerámicas, porcelanas, caligrafía, pinturas y bronces rituales. Además, el museo también cuenta con ejemplares finos de objetos de jade y laca.