Cerrar
  • Para hospedajes de más de 90 días, llame al 866-539-3446.
  • Solamente puede reservar con 550 días de anticipación.
  • Vuelva a revisar las fechas.

Cargando...

Foto 1 de 2

Estadio Allianz Arena de Múnich

Foto 2 de 2

Sala para juntas Viscardi

Cargando...

Foto 1 de 2

Estadio Allianz Arena de Múnich

Foto 2 de 2

Sala para juntas Viscardi

Múnich es la ciudad de los superlativos. Desde computadoras portátiles hasta lederhosen, jardines para tomar cerveza hasta BMW, desde el valle Isar hasta la metrópolis del arte, sin mencionar el más grande festival de folklore de todo el mundo. Es una ciudad que simplemente no puede dejar de ver.

Múnich ha sido llamada la "capital regional de corazón cálido" y la "ciudad más norteña de Italia". Sus incontables jardines de cerveza y cafés en la calle, sus tantos espacios verdes, como el Jardín Inglés, las pasturas antiguas junto a las márgenes del Isar y sus distritos vibrantes, como Schwabing, Haidhausen y Giesing, son la inspiración de estos términos afectuosos. Los sitios de interés y las atracciones históricas como la Frauenkirche (Iglesia de Nuestra Señora), el Deutsche Museum, las Pinakotheken (museos de arte) y el Centro Olímpico le dan a la ciudad un atractivo irresistible.

Múnich es el lugar perfecto para cualquiera que ame las montañas, los lagos idílicos y las largas caminatas por campos y pasturas. Hay muchos destinos hermosos para excursiones a corta distancia de Múnich.

El parque más grande de Múnich, el Jardín Inglés, que se extiende desde el centro de la ciudad hasta sus límites en el norte, es famoso en todo el mundo. Con sus aproximadamente 370 hectáreas es incluso más grande que el Central Park de Nueva York. Concebido en 1785 como “un jardín para la gente de estilo inglés”, en la actualidad tiene numerosos senderos y caminos para andar en bicicleta y también áreas grandes para tomar sol y jugar.

Cuatro jardines de cerveza, uno de ellos junto al lago “Kleinhesseloher See”, invitan a los caminantes a relajarse y calmar su sed. Las mejores vistas de Múnich se disfrutan desde Monopteros, un pabellón clásico construido en una pequeña colina, y también desde los pisos más altos del Sheraton Munich Arabellapark Hotel. Otras de las atracciones destacadas que vale la pena ver son la Torre China y la Casa de Té Japonesa, un regalo de un Emperador Japonés.