Donde la tradición se refleja.

Volver a Rituales

Sableado

El arte del sableado, que se remonta a las batallas de Napoleón Bonaparte, quien era famoso por abrir botellas de champán con su sable ya sea en la victoria como en la derrota, se ha vuelto una ceremonia exclusiva en nuestra serie Rituales al Anochecer. St. Regis lleva a cabo esta ceremonia tradicional al anochecer para celebrar un día en el campo de polo o darle la bienvenida a nuevos huéspedes.

"Champán: en la victoria uno lo merece; en la derrota uno lo necesita".

—NAPOLEÓN

Destinos

El sableado en el mundo

Participe en una rica celebración llena de historia con sableado de champán en los hoteles y centros vacacionales St. Regis de todo el mundo.

 

 

Producción artesanal con historia

Creado en el taller de alta orfebrería de Christofle en Yainville, Normandía, el sable lleva un exquisito diseño de los orfebres maestros de Christofle.

Exclusividad histórica

El diseño de diamante emblemático de la marca St. Regis adorna el destacado mango de plata, mientras que tres sellos distintivos de la marca están grabados en la base del sable, un reconocimiento al primer hotel St. Regis en la ciudad de Nueva York.

Diseño distintivo

Sea dueño de una pieza histórica con un sable creado en colaboración con el visionario orfebre Christofle, inspirado en el estilo atemporal de St. Regis.

Para reservar su sable y disfrutar de una clase magistral de sableado, llame al +1 800 599 2352.

Una guía para el sableado

Disfrute de su propia celebración al atardecer con el tradicional arte del sableado.

Una guía para el sableado

Un joven champán añejo que aún tiene presión en el corcho es óptimo para el sableado. Prepare la botella enfriándola entre 45 y 48°F o entre 7 u 8°C durante 24 horas, para reducir su presión y vibración.

  • Coloque la botella boca abajo en una cubeta de hielo durante 20 minutos antes de abrirla.
  • Cuando esté lista, quite por completo el papel de aluminio que envuelve el corcho. Luego, aflójelo y deseche la canasta de alambre.
  • Colocando la botella cuidadosamente hacia arriba, deslice la cuchilla del sable por el cuerpo hacia el cuello. La fuerza de la cuchilla romperá el vidrio cuando golpee el borde del cuello de la botella. El corcho y el cuello permanecerán intactos y el champán estará listo para el brindis.