El legado es el futuro

El rico legado impregnado de inspiración moderna se revela en cada ubicación St. Regis. Las tradiciones veneradas como las flores frescas, el té de la tarde y los eventos con cena a la medianoche, se llevan a cabo hoy en día con la misma perfección que se desarrollaban hace más de un siglo en el primer hotel St. Regis..

Seguimos honrando el espíritu de su fundador visionario, John Jacob Astor IV, que construyó el hotel St. Regis original en Nueva York como la expresión más refinada de arte y arquitectura. Esta combinación clásica de innovación y tradición son el cimiento de los hoteles y centros vacacionales St. Regis, inspirando al viajero del mundo actual con servicio personalizado, diseño contemporáneo y elegancia refinada en los mejores destinos del mundo.

La historia de St. Regis

La historia de St. Regis comienza durante la época dorada de Nueva York, cuando la primera aristocracia del país cobró protagonismo. Entre el grupo de familias de elite se encontraban nombres ilustres como Carnegie, Vanderbilt y Rockefeller. Uno de los líderes al mando de esta nueva alta sociedad fue la matriarca Caroline, de la renombrada familia Astor. Visionaria y tenaz, “la” señora Astor creó la primera expresión auténtica de la sociedad de Nueva York seleccionando personalmente a aquellos con los que se asociaría, conocidos como los “400”.

Su hijo, el Coronel John Jacob Astor IV, luego se inspiraría para desarrollar su visión de un estado privado con los avances tecnológicos de la época y toques elegantes como el servicio de mayordomo. Estas innovaciones hicieron su debut en 1904 dentro del clásico edificio histórico estilo Beaux Arts de los Astor, The St. Regis New York, ubicado en la calle 55 y la Quinta Avenida. St. Regis fue pionera en una nueva era de veladas elegantes y nombres destacados que han representado el lujo y el estilo. A lo largo de su historia, St. Regis ha atraído a las personalidades más glamorosas, creativas e intrigantes de cada época, entre ellas Marlene Dietrich, William Paley y su esposa Barbara ("Babe") quienes vivieron en el St. Regis New York, y también Salvador Dali, su esposa Gala y su ocelote mascota.

Desde su concepción hace más de un siglo, St. Regis ha experimentado un crecimiento inigualable, expandiendo su cartera con hoteles y centros vacacionales en lugares tan codiciados como Abu Dhabi, Bali, Londres, Roma, San Francisco y Singapur.

Para obtener más información acerca de St. Regis Hotels & Resorts, examine nuestras ubicaciones en todo el mundo.