LM100 | Sam Samore

 

El escritor y fotógrafo Sam Samore manifestaba gran interés por los cuentos de hadas cuando era pequeño. “Mis padres me contaban muchísimos cuentos”, recuerda Samore. Su trabajo como fotógrafo y escritor le exige explotar tanto la experiencia consciente como inconsciente, experiencias que, según dice Samore, “podrían relacionarse con el amor, la muerte o la belleza”. Con una técnica denominada “cinemascope”, Samore cuenta relatos fracturados, poéticos que a menudo desafían y modifican las expectativas que tenemos de un cuento de hadas.

Samore piensa que los cuentos de hadas son una experiencia compartida, y siente que un lector o espectador se conecta en forma creativa con el narrador. “Mi interés es una clase de alienación que experimentamos entre las personas, de modo que no siempre nos decimos lo que realmente pensamos y esto hace que experimentemos el mundo como algo separado de cada uno de nosotros”, explica Samore. Esta conexión sucede en un plano conceptual, pero es una conexión que adquiere intensidad a través de la técnica de Samore. “Utilizo el grano de las películas como textura, una especie de trabajo en capas y de abstracción. Des este modo, no sólo se puede ver una imagen sino también sentir algo”, dice Samore.

La participación de Samore en LM100 es ayudar a identificar y redactar las historias relacionadas con la experiencia del huésped, desde sus contribuciones a las historias incluidas en la colección de historias 50 Beans de Le Méridien a su papel como artista de una serie de llaves en la colección UNLOCK ARTSM.